El gasto público y privado en educación en R.D y L.A

El gasto total real de nuestro país en educación, incluyendo el gasto en los colegios e instituciones superiores privadas, lo podemos estimar acertadamente en 4.4 % del PIB en 2011, y 5.2 % en 2012.

Para calcular los pagos a los colegios, tomamos las cifras del Formulario Unesco 2010 R1, y proyectamos sus datos para 2011 y 2012[1], resultando en un gasto total de 27,572 millones  y 29,491 millones para 2011 y 2012 respectivamente. Agregamos también los aportes que hicieron las familias a las mismas escuelas y liceos públicos, según señala este mismo documento, y proyectando sus datos para 2011 y 2012, resultando en un gasto total de 8,479 y 9,013 millones respectivamente.[2]

El gasto de las familias en las instituciones de educación superior finalizó en 2011 en aproximadamente 8,696 millones y será de aproximadamente 9,447 millones de pesos en 2012, de acuerdo a nuestra propia investigación y recolección de datos. Ver tema: El gasto público y privado en educación superior

Debemos considerar también los gastos presupuestados del Infotep[3] para 2011, que son 1,613 millones, a los cuales descontaremos 24 millones que le aportaría el estado, R5 y finalmente agregaremos también 300 millones estimados de ingresos correspondientes a cobros por derechos en la UASD en 2011. R

El gasto público ejecutado en 2011 en todo el sector educativo, esto es gastos del Minerd, Mescyt y gastos educativos asignados en otras instituciones estatales, ascendió a 46,256 millones de pesos. R

El resultado de las cuentas finales es de 92,894 millones o un 4.38 % del PIB R de la economía dominicana en 2011.

Gasto público y privado total en educación como porcentaje del PIB según la OCDE[5] R11 R11chileOECD Indicators R12chile
2007 2008
Chile 5.65 6.42
México 5.71 5.77
OCDE promedio 5.66 5.90

Si comparamos con los datos del Instituto de Estadísticas de la Unesco, de los países latinoamericanos en donde tenemos los datos completos, entonces en educación pública y privada se invirtieron:[6]

Gasto público y privado total (primaria, secundaria y terciaria).
2007 2008 2009
Argentina 5.58 6.05
Chile 5.64 6.37
Colombia 6.72 6.67
Guatemala 5.46 5.52
México 5.7
Paraguay 5.27
Perú 3.55 4.37 4.35
Promedio 5.2 5.80 5.51

Visto el gasto público educativo desde estas perspectivas, el gasto educativo dominicano en 2011 estaría 23 % (2007) y 26 % (2008) por debajo del promedio de los países de la OCDE en esos años, y 16 % (2007) y 24 % (2008)  por debajo del promedio de los países latinoamericanos atendiendo a los datos de la Unesco presentados aquí; pero no estaría en alrededor del 50 % por debajo del promedio como fuera si se viera solo el gasto público, aunque solo Perú invertiría menor proporción de su PIB que nosotros.

Ahora desagreguemos el gasto:

Gasto público y privado total en primaria y secundaria como porcentaje del PIB según la OCDE (excluye educación inicial) R11 R11chile  OECD Indicators R12chile  R13chile
2007 2008 2009
Chile 3.43 3.85 4.16
México 3.76 3.69
Argentina 4.31
OCDE promedio 3.60 3.76

En 2010, en básica y secundaria combinadas (excluyendo educación inicial), la inversión pública y privada en nuestro país fue de 3.29 % del PIB.

Veamos los datos de la Unesco para los países latinoamericanos en primaria y secundaria respectivamente,  para gasto público y luego para gasto público y privado: Ru

Gasto público primaria/secundaria
2006 2007 2008 2009
Argentina 1.75/1.89 1.88/2.07
Bolivia 2.00/1.76
Brasil 1.62/2.18
Chile 1.20/1.29 1.45/1.50
Colombia 1.47/1.56 1.82/1.66
Costa Rica 1.37/1.02 1.69/1.28
Cuba 3.58/4.34 3.47/4.03
El salvador 1.20/0.69 1.37/0.80
Guatemala 1.80/0.37 1.63/0.35
México 1.78/1.29
Panamá 1.66/1.28 0.98/0.78
Paraguay 1.55/1.38
Perú 1.02/0.86 1.07/0.89 0.99/0.79
R. Dominicana 1.28/0.39 0.97/0.60
Uruguay 0.95/1.02
Venezuela 1.17/0.64
Gasto público y privado primaria/secundaria
2006 2007 2008 2009
Argentina 1.88/2.11 2.03/2.29
Bolivia
Brasil
Chile 1.65/1.77 1.87/1.95
Colombia 1.79/2.30 2.23/2.12
Costa Rica
Cuba
El salvador 1.74/1.08
Guatemala 2.40/1.43 2.21/1.38
México 2.07/1.68
Panamá
Paraguay 1.84/1.73
Perú 1.22/1.05 1.35/1.44 1.31/1.45
R. Dominicana 2.41/0.86 2.06/1.34
Uruguay
Venezuela

A partir de estos datos notamos que solo Chile, Venezuela, y Perú en 2007 y Uruguay en 2006, invirtieron menos que lo que invirtió nuestro país en educación pública primaria relativo a su PIB en 2007, pero cuando observamos el gasto público y privado en conjunto, somos el país que más invirtió en educación primaria de toda la región. Sin embargo, en secundaria la historia es diferente, solo Guatemala tiene menor inversión pública que nosotros, y nuestra inversión conjunta pública y privada es la menor de todas. Otro aspecto a destacar es que tenemos en educación primaria la mayor proporción de gasto privado respecto al gasto total en ese mismo nivel. Es un 47 % privado y 53 % público en 2007 y en 2008  fue de 51 % privado.

Uruguay fue el país de Latinoamérica que menos invirtió en promedio en educación pública primaria en los periodos 1998-2006, 1998-2002 y 2002-2006 [7] y con un modesto 15% de matriculados en colegios en primaria, y aun así, el país sacó las segundas mejores notas en los exámenes SERCE de la Cepal realizados en el año 2007 (el único programa de evaluación internacional en que ha participado República Dominicana). Obtuvo el segundo puesto (solo después de Cuba) tanto en matemáticas como en ciencias de sexto grado, y todo a pesar de su baja inversión en los 8 años anteriores. Esta relación de bajo gasto-alta calidad también la podemos observar en Hungría, que entre 1998 y 2006 invirtió en promedio en primaria apenas un 0.92 % de su PIB, más bajo que el de nuestro país en los años 2001, 2002, 2004 y 2005 que fue de 0.99% y un poco más alto que el de Uruguay que fue de 0.84% Ru ; y a pesar de todo obtuvo el sexto puesto en los exámenes TIMMS (Trends in International Mathematics and Science Study) de matemáticas de octavo grado de 2007, superada solo por los países asiáticos R16. Chile invirtió un promedio de 1.69 % de su PIB en primaria entre 1999-2003 y quedó en el puesto 39 (de 45) en los TIMMS de matemáticas de octavo grado de 2003 (no participo en los del 2007) mientras que Hungría invirtió en ese mismo período un 0.86 % y quedó aquella vez en el puesto 9. Rt2003

República Dominicana le siguió a Uruguay en el segundo puesto con las inversiones públicas más bajas en primaria en los periodos de 1998-2006, 1998-2002 y 2002-2006, pero en contraste con Uruguay, obtuvimos las peores notas de todos los países  tanto en matemáticas, como lectura, y ciencias.

Podemos referirnos a los datos del informe de la Cepal: “Panorama social de América Latina 2010″ R14, y notar que la tendencia de bajo gasto educativo en ambos países venía desde mucho antes.  El gasto público educativo total de Uruguay fue de tan solo 2.5 % entre 1990 y 1995 y de 3.0 a 3.3% entre 1996 y 2005, y República Dominicana tuvo la más baja inversión pública educativa total de Latinoamérica entre 1990 y 2008, yendo desde 0.9 % en 1991 a 2.3 % en 2008.  Ese mismo informe señala que en 2008, el gasto público nominal por estudiante en establecimientos educativos públicos en  Uruguay fue apenas la mitad de el de Argentina y Chile; aunque si tomamos en cuenta que la gran mayoría del gasto educativo consiste en pago de salarios a los profesores y al personal (véase OCDE Indicators cap.b6, Formulario Unesco), entonces el gasto nominal sería considerablemente menos relevante al convertirse en relativo a los ingresos y salarios de cada país.

Si los resultados de nuestro país en los exámenes SERCE nos parecieron catastróficos, al menos podemos decir que no hicimos ningún esfuerzo para que fuere lo contrario, pero Panamá hizo una inversión pública total en educación en promedio de 3.9 % entre 1990 y 2009 y desde 3.8 a 4.2 % durante los diez años anteriores a los SERCE, y sin embargo, sus notas fueron casi idénticas o peores a las del grupo de países más pobres de la región y con las peores notas. Por otro lado, Colombia, con un alto gasto educativo también, pero con un PIB per cápita similar al nuestro (y más bajo que el de Panamá), obtuvo notas similares o cercanas a las de Chile, Brasil, Costa Rica, y Argentina, por lo que la relación gasto-calidad es realmente difusa.

Panamá invirtió en primaria (volviendo a los datos de la Unesco) entre 1998 y 2004 (no hay datos de otros años) en promedio 1.58 % del PIB; por encima de lo que invirtieron Perú, Guatemala, El Salvador, República Dominicana, Uruguay, Chile, Brasil y Argentina entre 1998-2004 y 1998-2006. Solo Costa Rica y Cuba tuvieron una inversión promediada igual o superior a 2.0 % del PIB. Colombia invirtió 1.76%.

Proporción de gasto educativo privado respecto del total en primaria:[8]
Argentina 6%
Chile 22
Guatemala 26%
México 14%
República Dominicana 47%
Corea del Sur 15
Hungría 5
Reino Unido 11


Algunos pudieran argumentar que la baja inversión educativa de Uruguay se pudiera deber a su estructura demográfica (porque tiene una bajísima tasa de crecimiento demográfico y por lo tanto pocos jóvenes). En realidad, la estructura demográfica de Uruguay es parecida a la de otros países de la región en cuanto a la cantidad de jóvenes. Un 22.2 % de la población tiene entre 0 y 14 años de edad, mientras que en Cuba la proporción es de 17.3 %, en Costa Rica  24.6% y en Argentina 25.4  % (datos de 2011, Almanaque de la CIA R), y estos son de los países que más gastan en educación. En República Dominicana la proporción es de 29.5%.

En el contexto latinoamericano la calidad de la educación uruguaya es destacable, aunque no fuera de esta. Quizá solo Cuba daría la batalla en un contexto global como los exámenes TIMMS, pues las notas de Cuba en los SERCE fueron impresionantemente altas, muy por encima del mismo Uruguay y de todos los demás países.

Cabe señalar que Uruguay fue el primer país de Latinoamérica en establecer un sistema de educación publica (en el siglo XIX), y ya desde mediados de los años sesenta se elaboraban informes muy críticos que evaluaban la calidad de los estudiantes, época donde la inversión alcanzó su apogeo de todo el siglo, con un poco más del 3% del PIB.

La buena calidad de la educación uruguaya se puede evidenciar o corroborar en sus exportaciones de softwares (para los procesos internos de las empresas fundamentalmente), las cuales requieren de altas habilidades, conocimientos, destrezas, innovación y emprendurismo. Los uruguayos son con holgura los mayores exportadores per cápita de software de Latinoamérica, principalmente hacia Estados Unidos y España, y fueron los pioneros de la exportación de estos en la región. R

Otra evidencia del fuerte compromiso de la sociedad uruguaya con su sistema educativo (más allá del gasto) es su alta tasa de alfabetismo, 98 %, la más alta después Cuba. R

Por si todo eso fuera poco, Uruguay, junto con Chile,  son los países de Latinoamérica con la mejor puntuación en el índice de percepción de la corrupción de Transparencia Internacional, con 7.0 y 7.2 respectivamente en 2011. Solo Chile y Uruguay tienen puntuaciones satisfactorias de toda Latinoamérica (de 6 a 10), ni siquiera Costa Rica (4.8), Cuba (4.2) ni Argentina (3.0) Rt, que históricamente han invertido altísimas sumas en educación -nunca menos del 4 % en los últimos 20 años y alcanzando los 3 países actualmente el 6 % del PIB-, mientras que es solo recientemente cuando la inversión en educación pública en Chile y Uruguay han podido alcanzar el 4% del PIB, por lo que tampoco hay evidencia de que la alta inversión en educación conlleve a menor corrupción y alta institucionalidad.

En Argentina, el año pasado, una diputada le pegó una bofetada otro diputado en plena sesión del congreso luego que este le dijera: “Yo nunca prometí falsamente que por dos años no iba a robar y después seguí robando”, Ra en referencia a una famosa frase dicha por el esposo (también político) de esta diputada: “tenemos que tratar de no robar por por lo menos dos años para sacar adelante al país.” Ra2  …. ¡y ni hablar del escándalo de la fortuna de los Kirchners!, quienes triplicaron sus patrimonios declarados  (después de ajustar por inflación), a más de 10 millones de dólares, desde que llegaron al poder en 2003 hasta 2010, principalmente a través de compra-ventas de propiedades públicas y privadas Ra3 Ra4 Ra5, y aun así Cristina Fernández de Kirchner arrasó en las recientes elecciones presidenciales.

Los argentinos (a pesar de ser muy educados y de nunca haber recibido menos del 4 % para educación en los últimos 20 años) parecen no tomarse en serio el tema de la corrupción, en un país que a principios del siglo XX se consideraba como una potencial mundial en ascenso.

“La educación es la clave”, repiten incesantemente los intelectuales de los países subdesarrollados, pero responsabilizar a abstractos puede ser un tremendo error. Claro que la educación es la clave, pero de nada nos sirve si lo único que sabemos decir es solo eso.

Ahora hablemos de la educación superior:

Gasto público y privado en educación superior como porcentaje del PIB según la OCDE.R11 R11chile. OECD Indicators R12chile.
2007 2008
Chile 1.69 2.00
México 1.20 1.22
OCDE promedio 1.47 1.49

El gasto público y privado en nuestro país en este renglón sería de 0.81 % del PIB en 2011.

En institutos de educación superior en Latinoamérica según la Unesco el gasto fue de:

Gasto público institutos educación superior Unesco
2006 2007 2008 2009
Argentina 0.87 0.95
Bolivia 1.53
Brasil 0.74
Chile 0.27 0.28
Colombia 0.87 0.82
Costa Rica 1.10 1.24
Cuba 2.98 5.18
El salvador 0.28 0.28
Guatemala 0.33 0.34
México 0.85
Panamá 0.85
Paraguay 0.76
Perú 0.34 0.42 0.40
R. Dominicana 0.32
Uruguay
Venezuela
Gasto público y privado institutos de educación superior Unesco
2006 2007 2008 2009
Argentina 1.09 1.17
Bolivia
Brasil
Chile 1.69 1.96
Colombia 1.81 1.78
Costa Rica
Cuba
El salvador 0.91
Guatemala 0.87 0.86
México 1.19
Panamá
Paraguay 1.37
Perú 0.98 1.23 1.21
R. Dominicana
Uruguay 0.63
Venezuela 1.60

Aquí vemos que nuestra inversión pública y privada en educación superior sería similar a la de Guatemala y El Salvador, y se nota la baja inversión pública en Chile, pero esto es debido a que allá en las universidades públicas el estado solo cubre una menor parte del costo de la matrícula, y el resto lo tiene que cubrir el estudiante.

Veamos:

Proporción de estudiantes en primaria que asisten a colegios privados en 2009 (Unesco) :
Argentina 23%
Brasil 13%
Colombia 18%
Costa Rica 8%
Chile 57%
Ecuador 28%
El Salvador 11%
Guatemala 11%
Honduras 9%
México 8%
Nicaragua 15%
Panamá 12%
Paraguay 18%
Perú 20%
República Dominicana 22%
Uruguay 15%
Venezuela 17%

Solo Argentina, Ecuador y Chile tienen mayor proporción que la de nuestro país en Latinoamérica.

Ver solamente el gasto público en educación relativo al PIB podría ser engañoso por diversas razones. Un alto porcentaje de gasto público en educación no necesariamente significaría la mayor equidad en el sistema o mayor gasto en las escuelas, liceos y universidades públicas.

Lo primero es que esto no refleja exactamente el gasto público en las instituciones públicas, pues muchos países otorgan altos subsidios a los colegios y universidades privadas y al mismo tiempo hay una alta proporción de asistencia a estos centros. Estos serían los casos de Argentina, España y Chile con inversiones públicas educativas totales por encima del 4 % y con tasas de matriculación en los colegios del 26, 31 y 56 por ciento respectivamente en primaria y secundaria Ru, aunque también se dan los casos de países como Finlandia, Noruega, Israel, Eslovaquia y Suecia, que incluso con un gasto público por estudiante exactamente igual ya sea que el estudiante esté inscrito en un colegio o escuela, y sin embargo, la matriculación en los centros privados es mínima. OECD Indicators

Por otro lado, tenemos países donde no se otorgan subsidios a los colegios, como en México, y donde solo un 8.2 % y 7.6 % de la población estudiantil de primaria y secundaria respectivamente asistieron a los colegios en el periodo escolar 2009-2010 R17, mientras que en nuestro país, donde tampoco se otorgan subsidios a los colegios, lo hizo un 22.8 % y  29.2 % en ese mismo período. R18 También se da la situación de instituciones públicas que cobran tarifas o cuotas por sus servicios.

Veamos los siguientes datos de 2008: OECD Indicators

Proporción de gasto privado educativo respecto al gasto total en educación en primaria y secundaria según la OCDE 2008
Gasto público Gastos de las familias Otros gastos privados
Argentina 91.9 8.1
Australia 81.7 15.1 3.2
Corea 77.8 19.3 2.9
Chile 77.2 22.3 0.6
Dinamarca 97.6 2.4
España 93.1 6.9
Estados Unidos 92.0 8.0
Finlandia 99.0 1.0
Francia 92.3 6.1 1.6
Japón 90.0 7.6 2.4
México 82.9 17.0 0.1
Reino Unido 77.9 10.6 11.5
Unión Europea promedio 93.5 6.5
OCDE promedio 91.0 9.0

REPUBLICA DOMINICANA: gastos de las familias en primaria y secundaria respecto al gasto total en esos niveles combinados en 2010, datos del formulario Unesco 2010: 50.95 % (incluye gastos de las familias en las instituciones públicas al igual que lo hace la OCDE).

Proporción de gasto privado educativo respecto al gasto total en educación superior. OECD Indicators
Gasto público Gastos de las familias Otros gastos privados
Argentina 81.1 9.6 9.3
Australia 44.8 39.8 16.6
Corea 22.3 52.1 25.6
Chile 14.6 79.3 6.1
Dinamarca 95.5 4.5
España 78.9 17.0 21.1
Estados Unidos 37.4 41.2 21.4
Finlandia 95.4 4.6
Francia 81.7 9.6 8.7
Japón 33.3 50.7 16.0
México 70.1 29.5 0.4
Reino Unido 34.5 51.5 14.0
Unión Europea promedio 78.2 21.8
OCDE promedio 68.9 31.1

REPUBLICA DOMINICANA: gasto de las familias 52.7 %, gastos de las empresas (Infotep) 9.3%, gasto público 38 % en 2011.

En Chile la inversión pública total fue de 4.3 % en 2009 OECD Indicators, y si vemos la inversión pública y privada combinadas, es de las más altas, llegando hasta el 7.1 %, inversión que en 2008 hubiera sido superada solo por Noruega, Islandia, Corea, Israel y Estados Unidos, pero Chile es el país de la OCDE con mayor proporción de gasto educativo privado relativo al gasto total educativo, tanto en primaria y secundaria como en educación superior (aunque seguido muy de cerca por Corea), y esa es la razón de las actuales protestas callejeras y malestares sociales que actualmente suceden en ese país, aunados a resentimientos históricos-sociales y fuertes posturas ideológicas de trasfondo.

Sin embargo, en República Dominicana la proporción global es mayor que la de Chile (aunque no en educación superior), y si comparamos con la base de datos del Instituto de Estadísticas de la Unesco, es la mayor de Latinoamérica.

Proporción de gasto privado respecto al gasto total para todos los niveles en:

 

Chile: 42.3 % en 2008 (40.0 gastos de las familias, 2.3  gastos de otras entidades privadas),  41.4 % en 2009 (39.2 % gasto de las familias, 2.2 gastos de otras entidades privadas). Según la OCDE.

Guatemala: 46.1 % (2007), 44.2 % (2008). Calculado a partir de los datos del Instituto de estadísticas de la Unesco.

 

República Dominicana: En 2011, 50.2 % (48.5 % gasto de las familias, 1.7 % aportes de las empresas para Infotep).

Ahora bien, no solo hablemos de equidad en el gasto, sino también de la cuantía. Dado que las tasas de matriculación en los centros privados varían mucho de país a país, no necesariamente porque haya menor inversión pública relativo al PIB, quiera decir que se dedique menor porcentaje de las riquezas por estudiantes en las escuelas públicas. Además, se pudiera argumentar también menor o mayor necesidad de gasto debido a las estructuras demográficas de cada país.

Para poder ofrecer un mejor análisis y comparación de estas realidades, tenemos disponibles los datos del gasto público educativo por estudiante en instituciones públicas (sin incluir gasto público en centros privados).

Veamos:

Gasto público por estudiante en primaria y secundaria en instituciones públicas en 2008 (sin incluir gasto público en centros privados). En dólares ajustados a PPA. [9] OECD Indicators RGPPchile
Argentina 2,966
Brasil 2,098
Chile 2,816
España 9,805
Finlandia 8,000
Francia 8,617
México 2,130
Corea del Sur 5,668
Hungría 4,379
Reino Unido 8,308
Unión Europea 8,802
OCDE Promedio 8,111

En República Dominicana el gasto sería de 568 dólares o 960 dólares ajustados a PPA[10]en 2011 (sin incluir aportes de las familias a los centros).

En Uruguay, en 2008, 1,427 dólares ajustados a PPA[11] (incluye inicial): Calculado directamente a partir de los datos del “balance de ejecución presupuestal 2008” de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) de Uruguay R .  El cálculo resulta de la suma del presupuesto ejecutado por la ANEP y sus divisiones educativas (CEIP, CES, DFPD) excepto por los fondos asignados a educación técnica profesional y bachillerato técnico[12] R y dividido entre el número de estudiantes matriculados en las escuelas públicas (excluyendo las privadas) R .

En el colegio Calasanz actualmente se gastan un poco más de 75 mil pesos anuales o 3,276 dólares ajustados a PPA.

En el sector privado en promedio en 2011 sería de 1,386 dólares anuales o 2,343 dólares ajustados a PPA.

Gasto público por estudiante en instituciones públicas de educación superior en 2008 (sin incluir gasto público en centros privados). En dólares ajustados a PPA. RGPPchileOECD Indicators
Argentina 3,943
Brasil 11,610
Chile 2,005
España 11,909
Estados Unidos 13,448
Finlandia 14,958
Francia 12,943
México 7,885
Corea del Sur 6,749
Hungría 5,425
Unión Europea 10,332
OCDE Promedio 10,543

En República Dominicana serían 14, 667 pesos o 379 dólares y 641 dólares ajustados a ppa (incluyendo gasto y población de Infotep e ITLA) [13]

 

Gasto por estudiante[14] en instituciones de educación superior terciaria tipo A (carreras de grado o postgrado). En dólares PPA. Rge
2008 2009
Argentina 5123
Corea del Sur 10109
Chile 9329
España 13928
Francia 14945
Hungría 7454
Federación Rusa 7436

En República Dominicana el gasto público por estudiante en universidades públicas sería de 33, 568 pesos o 867 dólares y 1,466 dólares ajustado a PPA (excluyendo el presupuesto y población del ITLA e Infotep), y público y privado combinados serían 36,978 pesos o 956 dólares y 1,615 dólares ajustados a PPA.

En la PUCMM en 2011 el gasto anual por estudiante sería de 117,016 (campus Sto Dgo. y Stgo.) o 3,023 dólares y 5,112 dólares ajustados a la paridad del poder adquisitivo (no incluye los subsidios que le otorgaría el gobierno pero esto sería algo muy menor).

En promedio para las 33 universidades privadas dominicanas el gasto por estudiante en 2011 sería de 40, 365 pesos o 1,763 dólares ajustados a PPA.

En la UASD en estuvo en apenas 22,284 pesos que son iguales 973 dólares ajustados a PPA [15]

En la Universidad Estatal de Chile, este año 2011 el costo de la carrera de medicina (arancel, lo que pagan los estudiantes) estuvo en 8,232 dólares, que ajustados a PPA son 9,530, y la carrera de derecho estuvo en 6,319 dólares que ajustados a PPA son 7,315, mientras que en la universidad más cara de nuestro país, Unibe, medicina cuesta anual 195,000 pesos, equivalentes 8,519 dólares ajustados a PPA, mientras que derecho cuesta 150 mil pesos o 6,553 dólares ajustados a PPA. R

Realmente en Chile no existen universidades estatales (al menos no como la entendemos nosotros), ya que incluso en estas, la gran mayoría de la carga económica recae sobre las familias y el estado solo aporta una pequeña parte (cerca del 10 % en la Universidad de Chile). Por ello reciben préstamos del estado o de los bancos con aval del estado, con tasas que van desde el 2 hasta el 9 % anual, y de 10 a 20 años para pagar, dependiendo de los méritos académicos y de la posición socioeconómica de sus familias. R

Pero todo muy diferente a la UASD, donde el costo del crédito sale a 6 pesos para los estudiantes que provienen de las escuelas públicas y hasta 100 pesos para los que provienen de los colegios, más 32 pesos de inscripción en cada período. El costo anual de una carrera para el estudiante estaría entre 200 y 2100 pesos en 2011. R

Hechos todos estos análisis, enfrentemos entonces esos datos en cuanto a la riqueza per cápita relativa de cada uno de estos países, puesto que por ejemplo, Chile y México, tienen un PIB per cápita ajustado a PPA mucho más alto que nuestro país, por lo que es natural que su gasto por estudiante sea superior; por eso ahora compararemos el gasto público por estudiante relativo al PIB per cápita, para saber definitiva y realmente que tanto de la riqueza de cada país se asigna al gasto educativo público y comparado con otros países.

Primaria y secundaria:

Gasto público por estudiante en primaria y secundaria en instituciones públicas en 2008 (sin incluir gasto público en centros privados) relativo al PIB per cápita. R20 R21chile
Argentina 21%
Brasil 19%
Chile 22%
España 30%
Finlandia 21%
Francia 25 %
México 14%
Corea del Sur 21%
Reino Unido 23%

En República Dominicana sería de 9.9 % en 2011

En Uruguay en 2008 fue del 13.1 % y en 2010 14.4 % (incluye inicial) R R

En los institutos de educación superior públicas:

 

Gasto público por estudiante en instituciones públicas de educación superior en 2008 (sin incluir gasto público en centros privados) relativo al PIB per cápita
Argentina 27
Brasil 106
Chile 17
España 36
Estados Unidos 28
Finlandia 40
Francia 38
México 52
Corea del Sur 25
Hungría 26

Terciaria tipo A:

Gasto por estudiante[16] en instituciones de educación superior terciaria tipo A (carreras de grado o postgrado) relativo al PIB per cápita Rge
2008 2009
Argentina 35.5
Corea del Sur 37.6
Chile 64
España 41.9
Francia 43.6
Hungría 36.0
Federación Rusa 50.1

En República Dominicana [17] 6.6 % (público)  y terciaria tipa A (excluyendo técnicos) público y privado 16.7 % y 15.1 % (público solo). En la PUCMM el gasto representa un 52.8 %  de nuestro PIB per cápita.

Si nos basamos en los datos de la OCDE, no se puede argumentar que las instituciones públicas de educación primaria y secundaria en Chile tienen un bajo gasto educativo por estudiante. A pesar de la baja recaudación tributaria de Chile respecto a los demás países de la OCDE, el país invierte una proporción de sus riquezas similar a la proporción de los demás países, pero también invierte nominalmente lo mismo que Argentina y más que México; estos últimos los cuales tienen un PIB per cápita ajustado a PPA casi idéntico al de Chile. Viendo desde estas perspectivas podemos afirmar que si bien pueda haber desigualdad en el gasto preuniversitario en Chile, este no es bajo; podría ser relativamente bajo desde una perspectiva interior, pero no lo es, y ha venido aumentando muy considerablemente en los últimos años.

En cuanto a educación superior, Brasil sobresale extraordinariamente en esta lista, con un 106 % de su PIB per cápita, el más alto de todos los países de la OCDE. A pesar de tener un PIB per cápita ajustado a PPA no muy superior al de nuestro país (11,767 versus 9,685 en 2011), este tiene un gasto nominal por estudiante en instituciones superiores públicas similar al de los países de altos ingresos como Francia y España. Sin embargo, no se puede inferir mucha calidad de esos números.

En las diversas listas que se elaboran periódicamente sobre las mejores universidades del mundo, las universidades latinoamericanas siempre brillan por su ausencia. En la publicada más recientemente, “The Times Higher Education World University Rankings 2011-2012″, de una lista de las mejores 400 universidades, la universidad de Sao Paulo, quedó en el puesto 178, la Universidad Estatal de Campinas, también de Brasil, quedó en el 294 y la Pontificia Universidad Católica de Chile quedó en el puesto 386. Solo estas 3 universidades latinoamericanas entraron en la lista R22. El ranking otorga cerca del 70 por ciento de sus calificaciones a las investigaciones desarrolladas en las universidades. R23

El gasto público y privado en investigación y desarrollo definido por la OCDE como: “el trabajo creativo realizado de manera sistemática con el fin de incrementar el acervo de conocimiento del hombre, la cultura y la sociedad, y la utilización de ese acervo de conocimiento para desarrollar nuevas aplicaciones”, fue de 0,67 % del PIB en Chile en 2004  y en 2008 en Brasil 1.13 % y 0,37 % en México; sin embargo, el promedio de los países de la OCDE fue de 2.28 % en 2007. R

Sobre la educación superior de Chile debemos destacar que si bien el gasto público fue bajo, no es así si le agregamos el gasto que hacen las familias. El gasto por estudiante público y privado en universidades (terciaria tipo A) en Chile en 2007 fue de 58 % de su PIB per cápita. Solo Canadá y China superaron a Chile con 63% y 96 % respectivamente aquel año R Ra Rb,  pero en 2009 Chile invirtió 64 % de su PIB per cápita, equivalentes a 9,329 dólares PPA R (solo hay datos de Chile para 2009 y de Canadá para 2007) y en promedio el porcentaje de los países de la OCDE fue de 43% y de la Unión Europea fue de 41%. En cuanto a la terciaria total, en 2007, solo Canadá, Portugal, México, Suecia, Suiza, Brasil, China y Estados Unidos (solo en instituciones públicas para Brasil, China y Canadá) superaron a Chile, el cual invirtió un 45 %. En Chile el 70 % de los estudiantes acuden a préstamos para pagar sus estudios.

Las razones del malestar de los estudiantes bachilleres chilenos de hace unos años (los pingüinos) y la de los estudiantes universitarios en este año), quizá las podemos comprender mejor si entendemos las realidades como visiones-diferencias ideológicas. La cuestión está en que tanto debería el sector privado (o gasto de las familias) participar en el gasto educativo, pero todo dependerá también de que tanto estén todos los ciudadanos (y sus clases sociales) dispuestos a sacrificar, concertar y armonizar entre ellos mismos. Brasil tiene un enorme gasto público en educación superior, pero no es gratis, se paga a un altísimo precio para un país subdesarrollado. En 2010 la recaudación tributaria del gobierno general de Brasil (gobierno central y gobiernos federales y locales) fue de 34 % , en Argentina (hacia donde miran los estudiantes chilenos como un modelo de educación gratuita) fue de 33 % Rc,  en EUA fue de 27 % Rh, en la Unión Europea fue de 40 % en 2008 Reu y en los países de la OCDE 34 % en 2008 R;  en cambio, la del gobierno general de Chile fue de apenas 19 % en 2010 Rc, en México un 12 % Rc  y en nuestro país, las recaudaciones del gobierno central en 2012 se presupuestaron en 13,8 % R10 y como somos un estado unitario, las recaudaciones de los ayuntamientos las podemos considerar ínfimas.

Ya que las recaudaciones tributarias y fiscales de cada país son diferentes, consideraremos ahora el gasto relativo al presupuesto.

Gasto público total en educación (incluyendo educación superior) como porcentaje del gasto público total según OCDE
2007 2008 2009
México 21.7 20.6
Brasil 16.1 17.4
Chile 16.6 17.9 16.8
Finlandia 12.5 12.4
Dinamarca 15.4 14.9
España 11.1 11.2
Alemania 10.3
Estados Unidos 14.1 13.8
Japón 9.4
Corea 14.8 15.8
Hungría 10.4 10.5
Unión Europea promedio 11.5 11.7
OCDE promedio 13.0 12.9

República Dominicana 13.2 % (2011 total ejecutado)

Gasto público total en educación (incluyendo educación superior) como porcentaje del gasto público total según el Instituto de Estadísticas de la Unesco
2006 2007 2008 2009
Argentina 13.9 13.5 14.0
Costa Rica 20.6 22.8 23.0
Cuba 20.5 18.5 17.5
Uruguay 11.6

Si en 2011 se hubiera aplicado el 4.0 % del PIB a educación preuniversitaria, entonces el gasto por estudiante en escuelas públicas hubiera superado al gasto promedio por estudiante en los colegios, 43,819 vs. 47,052[18]. Además, se hubiera elevado a 42,774 el gasto público por estudiantes en las escuelas y liceos y a 19.3 % relativo al PIB per cápita.

Veamos:

Si dividimos los 27 mil millones que estimamos de gasto de las familias (pago de matrícula) en los colegios entre el número de estudiantes matriculados en estos, 629,238 según el Minerd en el año escolar 2010-2011,  entonces obtendremos el gasto promedio real por estudiante en los colegios en 2011 que sería de 43,819 pesos anuales. Nos podemos percatar claramente de que hay una enorme desigualdad puesto que en el colegio Calasanz (colegio no bilingüe de clase media) el gasto supera los 75 mil pesos anuales.  El gasto público por estudiante en 2011 lo podemos calcular dividiendo el presupuesto del MINERD, entre los estudiantes que asisten a las escuelas y liceos públicos (1,981,859). El resultado sería 19,706 pesos anuales (la mitad del gasto promedio privado).  Aun más, si agregamos los gastos que hacen las familias en las escuelas públicas entonces el gasto real por estudiante en escuelas públicas sería de 23,984 pesos para este año.

Ahora bien, recordemos que en el gasto educativo privado hay una enorme desigualdad R, por lo que el promedio sale inflado, así que en el escenario de un 4 % para educación preuniversitaria, el gasto por estudiante en escuelas públicas superaría por mucho al gasto por estudiante en la mayoría de los colegios.

Ver tema: ¿Por qué deberíamos subsidiar a los colegios?


[1] Tasa promedio de crecimiento desde 2007 (año en que se empezaron a recabar estos datos). 6.9%

[2] Tomamos conservadoramente la tasa de crecimiento más baja al haber elevada dispersión entre los datos). 6.3 %

[3] Infotep se financia a través de un impuesto especial que se cobra a las empresas y aportes de estos (los recursos no van al gobierno) R5. Es totalmente gratuito para los estudiantes.

[5]Datos incluyen inicial, primaria, secundaria general, técnica o para adultos, universidades, institutos técnicos; incluye aportes empresas privadas con o sin fines de lucro, gastos no ubicados, pagos de matrículas o cuotas que se hacen en instituciones públicas, no incluye gastos escolares de las familias que se hacen afuera de las instituciones educativas ni en útiles escolares. OECD Indicators

[6] Se aplican los mismos criterios de la OCDE.  No hay datos completos para República Dominicana. Ru

[7] Separamos estos períodos para demostrar que la baja inversión en educación se mostraba aun antes de la crisis bancaria que sufrió ese país en 2002.

[8] Calculado a partir de los datos del Instituto de Estadísticas de las Unesco.

[9] Se ajusta a paridad del poder adquisitivo para eliminar las distorsiones que se crean en los mercados de divisas y a las diferencias en los costos de vida de los países causadas por bajos o altos salarios o impuestos, o por mayores o menores valoraciones o demanda de determinados bienes. Por ejemplo, una casa en el centro de Nueva York valdrá mucho más que una casa idéntica en el centro de Santo Domingo por las diferentes densidades poblacionales, pero también una casa en los suburbios de Miami valdrá más que una casa idéntica en el centro de Santo Domingo, por los diferentes materiales de construcción y mano de obra más cara.

[10] Se utiliza el mismo método de gasto por estudiante que el utilizado por la OCDE y el Formulario Unesco, al sumar  todo el gasto público en educación primaria y secundaria incluyendo gastos en infraestructuras, pagos a personal administrativo, etc. y dividido entre el número de estudiantes en escuelas públicas. Rge

[11] Tasa del 31 de diciembre de 2008 a  24.35 pesos uruguayos por dólar R y PPA de 2008 R

[12] Se excluyó el bachillerato técnico debido a que los fondos a que hacen referencia para este renglón incluyen también el gasto en formación técnica postsecundaria terciara, pero solo un 4,7 % de la población estudiantil asiste a estos cursos.

[13] Gastos del Mescyt más gastos de Infotep dividido entre 193,112 estudiantes matriculados en instituciones públicas de educación superior más 357,156 alumnos de Infotep en 2011 Rinf. R921 ,  R92R19. Incluye gastos del Mescyt en becas nacionales e internacionales y programas de investigación (también incluidas en los datos de la OCDE). Las instituciones de educación superior públicas son: la UASD, el ITLA (instituto técnico), el Instituto Superior de Formación Docente Salomé Ureña, Instituto Superior para la Defensa y el Instituto Especializado de Estudios Superiores de la Policía Nacional. Presupuesto ITLA 2011 fue de 159,832,393. (presupuesto ITLA incluido en gasto del Mescyt) R Rit

[14] Gasto solo en instituciones públicas para Argentina, Federación Rusa y  Hungría. Chile, España, Francia y Corea del Sur gasto en instituciones públicas y privadas.

[15] Presupuesto de la UASD 2011 dividido entre los 185, 403 estudiantes que tuvo en 2011. Rua  R25

[16] Gasto solo en instituciones públicas para Argentina, Federación Rusa y  Hungría. Chile, España, Francia y Corea del Sur gasto en instituciones públicas y privadas.

[17] Pib per cápita de 9,685 ajustados a PPA en 2011. Considerando la población del censo 2010 proyectando su crecimiento para 2011 a tasa anual de 1.21 % que promedió entre censo 2002 y censo 2010 y para Brasil datos del FMI R

[18] 36,114 pesos anuales excluyendo los aportes de las familias en los establecimientos públicos.

 

Algunas referencias:

ONE  matriculas en inicial, básica y secundaria privada y publica

Instituto de Estadísticas de la Unesco Para utilizar la aplicación se debe mantener presionada la tecla Ctrl mientras se van seleccionando las opciones y luego de presentados los datos es preferible elegir la opción de descargarlo en formato de Excel.

Cepal Stat Para usar la aplicación estadística de la Cepal se debe elegir económicas y luego Sector Público. Para usar la aplicación deben seleccionar a República Dominicana y los renglones y los años manteniendo la tecla CTRL presionada, y finalmente elegir la opción de salida HTML (no elegir XLS).

FMI Aplicación estadística del FMI

Education at a glance 2011: OECD Indicators. Libro PDF

Primer reporte de los resultados del Segundo Estudio Regional Comparativo y Explicativo (SERCE). Resultados exámenes matemáticas sexto grado. Libro PDF.  Página 76

Panorama social de América Latina 2010 (Cepal). Gasto público en educación desde 1990 en América Latina. Libro PDF. Página 168

About these ads

Publicado el 3 de enero de 2012 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. 3 comentarios.

Críticas, aportes o cualquier duda que tengan, por favor no dejar de expresarlas aquí:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s